Aeropuerto de Macedonia, en plena operación el martes.Es uno de los 14 aeropuertos privatizados por el Gobierno de Grecia para sacar al país de la crisis. (Euronews)
Aeropuerto de Macedonia, en plena operación el martes.Es uno de los 14 aeropuertos privatizados por el Gobierno de Grecia para sacar al país de la crisis. (Euronews)

Grecia comienza a privatizar. El Gobierno de Alexis Tsipras aprobó esta semana la concesión de 14 de sus aeropuertos a la empresa alemana Fraport, como parte de un plan destinado a garantizar el pago de la multimillonaria deuda griega para el cual Alemania aprobó por su parte un aporte de 23.200 millones de euros.

Según lo publicado elmiércoles en el Boletín Oficial del Estado heleno, la empresa germana paga a Grecia 1.230 millones de euros para hacerse con estos aeropuertos durante los próximos 40 años.

Así, plazas importantes como las de Salónica, Corfú en el Jónico, Canea y Cefalonia en la isla de Creta, o las turísticas islas de Santorini y Mykonos en el Egeo, serán a partir de ahora y por cuatro décadas un negocio de Fraport, que se compromete por su parte a invertir más de 1.400 millones de euros durante la operación.

Una vez aprobado el tercer rescate a Grecia, la semana pasada, el Gobierno de Tsipras se ha visto obligado a transferir activos estatales a un fondo de privatización por valor de 50.000 millones de euros a fin de pagar así parte de su enorme deuda.

Esta concesión de algunos de sus aeropuertos regionales se convierte en la primera de las muchas privatizaciones que están por venir en Grecia, que intenta salir de sus problemas de duda y caída de producción.

Aporte alemán

Con 454 votos a favor y 113 en contra, el Bundestag o parlamento alemán ha aprobado el miércoles el pago de los 23.200 millones de euros con los que este país colabora en una nueva ayuda al Gobierno heleno.

La canciller Angela Merkel ha vuelto a encontrarse dentro de su propio grupo con algunos miembros contrarios al rescate, si bien han sido menos de lo que se esperaba.

“Por supuesto, y después de ver lo que ha pasado en los últimos meses y años, que no hay garantía de que esto vaya a funcionar y es comprensible que tengamos dudas”, reconoció el ministro alemán de Finanzas antes de la votación.

“Pero teniendo en cuenta que el parlamento griego ya ha cumplido con buena parte de las medidas, sería irresponsable por nuestra parte no aprovechar la oportunidad de un nuevo comienzo en Grecia”, advirtió.

En total, el tercer rescate a Atenas asciende a 86.000 millones de euros. El sí del Bundestag supone un respiro al Gobierno de Tsipras, que este mismo jueves debe reembolsar al Banco Central Europeo 3.400 millones de euros.

BERLIN/ATENAS/Con reportes de Euronews

Tu comentario