Dos jugadores de Sport Boys bloquean a un atacante de Bolívar, en el partido del sàbado por el torneo de la Liga. Ganaron los vistantes por 3-2. (APG)
Dos jugadores de Sport Boys bloquean a un atacante de Bolívar, en el partido del sàbado por el torneo de la Liga. Ganaron los vistantes por 3-2. (APG)

Una noche larga fue la que tuvo el plantel de Bolívar, cuyos jugadores tocaron fondo al perder como locales contra Sport Boys de Warnes por 2-3, en el inicio de la segunda fecha del Campeonato Apertura de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.

El campeón sufrió así dos derrotas consecutivas en el arranque del torneo, contando el 1-0 que le propinó Oriente Petrolero en Santa Cruz en la primera fecha.

El partido se jugó el sábado en el estadio Hernando Siles de La Paz, donde el hincha celeste no ocultó su molestia y en más de una ocasión a voz en cuello pidió la salida del técnico Eduardo Villegas, quien horas antes del partido había declarado que no encuentra una explicación de lo que está sucediendo al elenco paceño.

Los goles son la carta de presentación del compromiso, que fue de ida y vuelta en la primera etapa y parte de la segunda.

Ambos equipos ingresaron con todo, los locales tenían una deuda que pagar así que también jugaron contra la presión de los hinchas quienes minuto a minuto fueron más exigentes.

El equipo visitante hizo su trabajo, cuidó cada minuto del juego, propuso y le jugó de igual a igual al equipo de Bolívar, cuyo entrenador se guardó sus fichas y mandó a los “jóvenes” y algunos experimentados para cumplir con la programación.

Los elegidos por Villegas ingresaron al campo de juego a mostrar que también están listos para ser titulares, prueba de ello que los dos goles convertidos para los celestes fueron de buena factura, pero servirán sólo para las estadísticas.

Fabián Leeb, entrenador de la visita sabía lo que quería, por lo que determinó concentrar al plantel en La Paz desde el martes.

La planificación le fue a pedir de manos, pero quiere más, así que se el Toro warneño se quedará en La Paz para enfrentar a su próximo rival, San José en Oruro, y después a Nacional Potosí en la Villa Imperial.

Los goles de buena cuenta comenzaron a llegar desde el minuto 12, Leandro Maygua anotó el primero con un magnifico remate de tiro libre para Bolívar, el arquero visitante Carlos Lampe no llegó para despejar la pelota, parecía que ese gol sería el camino para una victoria para los celestes paceños, pero no fue así.

Ese gol sirvió más a los visitantes que comenzaron a ser un equipo mucho más ofensivo, llegaron en dos ocasiones y en la tercera (minuto 31) mediante Helmut Gutiérrez lograron el empate: el jugador levantó la mirada para acomodar el balón al palo derecho, fue un remate preciso.

La alegría a Sport Boys duró dos minutos ya que a los 33 Erwin Saavedra conviritó otro golazo que también llenó los ojos de los bolivaristas, quienes comenzaban a respirar con más pausa, pues era el 2 a 1.

Pero antes que finalice el primer tiempo, en el segundo minuto de adición (47´), el capitán del elenco de Warnes, Jesús Alejandro Gómez convirtió un gol de más de 40 metros, fue otra conquista que estará entre las mejores de la jornada.

En la segunda etapa las llegadas fueron más para los visitantes, que se agrandaron en La Paz donde además no gustó para nada a los hinchas celestes una derrota en casa y antes que termine el partido comenzaron a molestar al cuerpo técnico.

Para los visitantes la victoria es la primera que conquistó en la Sede de Gobierno.

Gutiérrez, de Sport Boys fue uno del los hombres más movedizos del equipo de Warnes que aprovechó el juego de sus compañeros para convertir el tercer gol en el minuto 57 que al final sería el de la victoria, pese a que jugaron con un hombre menos, pues salió expulsado Mario Cuéllar a los 59.

LA PAZ/APG

Comments are closed.