Imagen del momento que John Copaga recibe el impacto del proyectil de gas. (Televisión)
Imagen del momento que John Copaga recibe el impacto del proyectil de gas. (Televisión)

El Juzgado Cuarto de Instrucción Cautelar de  Cochabamba resolvió el viernes en la tarde la detención preventiva en la cárcel de San Pablo de Quillacollo para el cabo de la Policía  Jhony Salazar Gonzales, acusado de lesiones graves y gravísimas; además de tentativa de homicidio en contra de Jhon Copaga, dirigente de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) durante una manifestación el 31 de julio.

Copaga de 24 años, resultó herido por un impacto de granada de gas lacrimógeno en la cara lanzada de manera directa por Jhony Salazar Gonzales. Según informes médicos, el estado de estudiante es delicado y continúa en terapia intensiva y con coma inducido en el Seguro Social Universitario (SSU).

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, indicó que la reacción del Policía se debió a que momentos antes a su fatal disparo recibió en su pecho el impacto de varios petardos lanzados por los manifestantes.

El hecho se produjo, cuando la Policía disparó gas para dispersar a un grupo de estudiantes que se movilizó a favor de la Federación Universitaria Local (FUL) para recuperar el campus universitario, luego de que en la madrugada de ese día otro grupo autodenominado «estudiantes de base» tomara las instalaciones lanzando dinamitas y petardos.

COCHABAMBA/Fides

Comments are closed.