El arquero de Bolívar, Rómel Quiñónez (1), mira a un compañero tras ser superado por un atacante uruguayo. Defensor goleó 3-0 a Bolívar el miércoles en Montevideo. (APG)
El arquero de Bolívar, Rómel Quiñónez (1), mira a un compañero tras ser superado por un atacante uruguayo. Defensor goleó 3-0 a Bolívar el miércoles en Montevideo por la Copa Sudamericana. (APG)

Defensor Sporting de Uruguay goleó a Bolívar por 3-0 en Montevideo, el miércoles en la noche bajo intensa lluvia, sacando una ventaja considerable en esta llave de la primera fase de la Copa Sudamericana.

Con esta goleada, el cuadro uruguayo coloca un pie dentro de la siguiente instancia.

Sin problemas, Defensor Sporting fue el dominador de las acciones y arrinconó a Bolívar. Los goles llegaron sin dificultad y con este triunfo el elenco charrúa sólo necesita un empate o en el peor de los casos perder por dos goles de diferencia la siguiente semana en la revancha a jugarse en La Paz.

Bolívar cuestionó el arbitraje del paraguayo Julio Quintana. Asimismo, el estado del campo de juego estuvo en pésimas condiciones por la lluvia e hizo el partido más pesado, pero esto no afectó demasiado a Defensor Sporting, cuyos jugadores se desenvolvieron bien y liquidaron al rival.

La labor de Quintana recibió la primera observación por una falta penal que sancionó contra Bolívar por un empujón de un defensor celeste contra un adversario. Nicolás Olivera remató desde los 12 pasos y el arquero Romel Quiñónez adivinó la trayectoria de la pelota, pero el despeje fue corto y cayó a los pies de Martín Rabuñal quien remató a un costado marcando el 1-0, a los 25 minutos.

Olivera tuvo otras oportunidades y anotó a los 55 minutos, tomando un rebote dentro del área ante un disparo que Quiñónez no pudo retener. La defensa de la Academia quedó desprotegida ante el avance que tuvo el elenco local.

El tercer tanto fue obra de Brian Lozano, a los 76 minutos, después de un centro desde el costado izquierdo que envió la pelota al segundo palo de Quiñónez aprovechando que la marcación era débil y que los defensores quedaron sin reacción por la aparición de los contrarios a sus espaldas.

Los jugadores de Bolívar abandonan el campo de juego del estadio de Montevideo donde el local Defensor los goleó 3-0 el miércoles en la noche, por la Copa Sudamericana. (APG)
Los jugadores de Bolívar abandonan el campo de juego del estadio de Montevideo donde el local Defensor los goleó 3-0 el miércoles en la noche, por la Copa Sudamericana. (APG)

Bolívar tuvo ganas para cambiar el compromiso para acortar la diferencia en la cuenta, sin embargo, esto no fue suficiente y su voluntad empezó a apagarse con el avance del tiempo. William Ferreira y Wálter Flores trataron de revivir al equipo para alcanzar la igualdad, pero no fue suficiente la entereza de los capitanes de la institución.

Una jugada que dejó en peores condiciones al elenco celeste fue la expulsión del volante Damir Miranda, a los 67 minutos. El técnico Eduardo Villegas no pudo encontrar la solución a este problema.

La continuidad de Bolívar en este certamen corre peligro, la única salida que le queda es ser contundente y certero en el estadio Hernando Siles, el martes 18 de agosto.

MONTEVIDEO/URUGUAY/APG