La bandera de Puerto Rico en una capital San Juan. (Vice.news)
La bandera de Puerto Rico en una capital San Juan. (Vice.news)

Puerto Rico cayó en default (cesación de pagos) por primera vez en su historia al no honrar una parte de su deuda de 73.000 millones de dólares que debía pagar el lunes, lo que hundió aún más a la isla en una grave crisis económica.

El estado libre asociado a Estados Unidos debía desembolsar este lunes unos 58 millones de dólares de una deuda contraída por una agencia gubernamental, pero sólo pagó una ínfima parte, anunció la presidenta del Banco Gubernamental de Fomento (Central), Melba Acosta.

“Esta es una decisión que refleja las graves inquietudes acerca de la liquidez del Estado Libre Asociado y el balance entre las obligaciones con nuestros acreedores y las obligaciones con el pueblo de Puerto Rico, igualmente importantes para garantizar que se mantengan los servicios esenciales”, indicó Acosta en un comunicado.

El impago a la deuda de la Corporación para el Financiamiento Público (PFC, siglas en inglés) dejó en peor posición a Puerto Rico, la isla caribeña de 3,5 millones de habitantes asfixiada por falta de liquidez tras ocho años de recesión. La deuda total de Puerto Rico y sus agencias, asciende actualmente a unos 73.000 millones de dólares, o el 102% de su producto interno bruto (PIB).

“Los bonistas no han recibido el pago completo y oportuno del servicio de la deuda que vencía el 1 de agosto por los bonos emitidos por la Corporación para el Financiamiento Público de Puerto Rico. Moody´s considera este evento como default”, comentó Emily Raimes, la vicepresidenta del servicio de inversores. “Este es el primero de lo que creemos serán extensos defaults” de Puerto Rico, señaló.

La deuda impaga impacta principalmente a acreedores puertorriqueños, en particular a cooperativas de crédito y ahorro, por lo que Fitch Ratings aseguró que la decisión no afectará de manera inmediata la calificación del crédito del gobierno de Puerto Rico.

De todas maneras, las casas crediticias de Wall Street ya degradaron los bonos de Puerto Rico a nivel “chatarra”, lo que le ha cerrado las puertas al mercado de bonos.

El gobernador de Puerto Rico, Alberto García Padilla, había advertido a finales de junio que la gran deuda de la isla es “impagable” y encomendó a un equipo preparar un plan de reestructuración para escapar del “círculo vicioso de contracción, emigración, austeridad e impuestos”, que debe ser presentado a fines de mes.

García Padilla ha pedido más sacrificios a todos los sectores de la isla, sumida en una grave crisis que ha golpeado con dureza a la población, un desempleo en 12,4%, más del doble del 5,3% en Estados Unidos continental, y una masiva migración que reduce la base impositiva.

El gobierno puertorriqueño se ha visto obligado a aplicar numerosos recortes en gasto público, generando masivas manifestaciones por las malas condiciones económicas que atraviesa la isla, ya conocida como ‘la Grecia del Caribe’.

A esta situación inestable se suma el hecho de que, al ser un Estado Libre Asociado, Puerto Rico no puede declararse en bancarrota, ya que la ley de quiebra allí es anticonstitucional.

SAN JUAN/ Agencias

Comments are closed.