Manifestantes potosinos agradecen a La Paz antes de retornar a la Villa Imperial, el miércoles en la noche. (ABI)
Manifestantes potosinos agradecen a La Paz antes de retornar a la Villa Imperial, el miércoles en la noche. (ABI)

Todavía vigentes el paro y los bloqueos, los vecinos de la ciudad de Potosí estaban listos al mediodía del jueves para dar una bienvenida multitudinaria a los manifestantes que retornaban de La Paz tras cumplir 24 días de protestas y una negociación fallida con el Gobierno.

En la tranca de San Antonio, millares de potosinos esperaban a los manifestantes encabezados por el presidente del Comité Cívico Potosinista (ACOMCIPO), Jhonny Lllalli, quienes partieron en la noche anterior de la Sede de Gobierno, en una veintena de buses de buses.

“Tras la llegada de los movilizados, habrá un consejo consultivo de COMCIPO en el que se decidirá el futuro de la protesta en demanda de atención al pliego petitorio”, dijo el secretario de movilizaciones de COMCIPO, Edgar Bohrt.

Los potosinos movilizados en La Paz partieron el miércoles luego de realizar una última marcha hasta la terminal de buses, entre gritos como “¡Potosí no se rinde!”, “¡Volveremos” y duras condenas al presidente Evo Morales y su Movimiento al Socialismo, COMCIPO.

Los manifestantes encabezados por Llalli no lograron acuerdos definitivos sobre sus 26 demandas y tampoco consiguieron reunirse con el presidente Evo Morales.

El fin de las movilizaciones potosinistas en La Paz ocurrió al completarse el día 24 de protesta.

“Estamos decepcionados pero no derrotados. Retornamos con la cabeza en alto para continuar nuestra lucha”, dijo Llalli antes de partir hacia Potosí, conmovido como la mayoría de los manifestantes, que no ocultaron su decepción con Morales y su frustración por haber concluido la protesta en La Paz sin acuerdos sobre un pliego de 26 proyectos de desarrollo, de los cuales varios datan de por lo menos hace cinco años.

Entre esos proyectos destacaban un hospital de tercer nivel, un aeropuerto internacional y una fábrica de cemento.

El “repliegue” a Potosí fue decidido en la tarde del miércoles por un directorio ampliado de COMCIPO, en la capital potosina.

El diálogo Gobierno-COMCIPO se rompió el martes en la noche, cuando sólo faltaba que los acuerdos logrados en varias mesas de trabajo sean ratificados y firmados en una sesión plenaria.

Ambas partes se acusaron de la falta de acuerdos firmados, aunque los ministros los suscribieron unilateralmente, y el gobierno denunció que COMCIPO planearía derrocar al alcalde de la ciudad de Potosí y al gobernador de ese departamento, ambos del oficialismo.

El Gobierno dijo que consideraba finalizada la negociación y anunció que enviará a Potosí las actas de acuerdo de las comisiones del diálogo para que las conozca la ciudadanía y las firmen los dirigentes cívicos.

Los acuerdos son válidos para el Gobierno, dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero, acusando a los cívicos potosinos de haber buscado el fracaso del diálogo con fines políticos.

POTOSÍ/Fides

Comments are closed.