Jhonny Llalli se quebró, hasta las lágrimas. Pedro Montes terminó sacando su alma de veterano luchador sindical.

Coincidieron en la mañana de este jueves en “El Café de la mañana”, programa en vivo de radio y televisión del Grupo Fides, en el que se encontraron también con centenares de mensajes de una audiencia dividida a favor y en contra de las protestas potosinas, o a favor y en contra del Gobierno.

“Hay que ser pobre para entender nuestras demandas”, dijo Llalli, líder del Comité Cívico Potosinista, reclamando la atención del presidente Evo Morales al pliego petitorio de ese departamento, que recoge compromisos de proyectos de desarrollo firmados hace cinco años y no cumplidos por el Gobierno.

Llalli aseguró que nunca tuvo ni tiene militancia política, tras hacer un conmovedor relato de su infancia de pobreza y su trabajo en las minas potosinas, como cooperativista y como asalariado.

“Pedimos aeropuerto pero yo no voy a volar, mis centavos son para alimentos o ropa de mis hijos (…) Queremos un hospital porque la salud es sólo para los que tienen plata”, explicó.

“Sólo queremos que el presidente nos reciba para explicarle nuestro pliego”, prosiguió, enfatizando antes de romper en llanto que la razón de fondo del movimiento potosino es la pobreza y no el federalismo, como denunciaron sectores oficialistas.

Llalli pidió disculpas a La Paz por los destrozos que dejaron los enfrentamientos del miércoles entre manifestantes y policías e insistió en que los representantes potosinos estaban listos para dialogar con el Gobierno.

Montes, ex líder de la Central Obrera Boliviana y ahora cuestionado por su condición de senador del Movimiento al Socialismo, dijo insistentemente que el diálogo debe imponerse. Prometió para ello que la bancada parlamentaria oficialista hará las gestiones necesarias ante el presidente Morales.

Visiblemente impactado por las demandas de Llalli, el ex líder sindical dijo que compartía las demandas potosinas, en especial la de un hospital de tercer nivel.

Pidió prudencia a los dirigentes potosinos y dijo que el diálogo debería instalarse con urgencia y mantenerse hasta la solución de todas las demandas.

El analista Carlos Cordero, presente también en el programa, apenas pudo contener las lágrimas y sostuvo que la raíz del conflicto es el incumplimiento de compromisos con Potosí por parte del Gobierno.

LA PAZ /Carlos A. Quiroga-Fides

Tu comentario