Mujeres preparan comida en una olla común en el coliseo universitario de La Paz, donde se cobijan los manifestantes de COMCIPO. (APG)
Mujeres preparan comida en una olla común en el coliseo universitario de La Paz, donde se cobijan los manifestantes de COMCIPO. (APG)

Una nueva posibilidad de diálogo para buscar solución al conflicto potosino quedó abierta en la noche de este jueves, cuando el Gobierno pidió al Comité Cívico Potosinista (COMCIPO) que fije día y hora para reanudar las conversaciones interrumpidas el miércoles.

COMCIPO dijo previamente que esperaba una comunicación oficial de las autoridades nacionales para retornar al diálogo sobre el pliego petitorio regional que recoge compromisos incumplidos por el Gobierno desde hace cinco años, cuando se firmó un acuerdo que puso fin a otra huelga cívica departamental.

Esa comunicación formal fue anunciada por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quien leyó en conferencia de prensa una carta de invitación a COMCIPO.

Reiterando nuestra apelación a un diálogo sincero respetuoso y tolerante invitamos nuevamente a retornar a la mesa del diálogo con la buena fe de encontrar a dirigentes democráticos dispuestos a resolver las aparentes controversias, a pesar de la ruptura unilateral decidida por Comcipo el día de ayer (miércoles)”, dijo la carta.

Quintana acotó que el diálogo se reanudaría en las mismas condiciones pactadas el miércoles entre el gobierno y COMCIPO, incluyendo la transmisión del encuentro en directo por la televisión estatal.

Sobre la exigencia de COMCIPO de que antes del diálogo sean liberados todos los manifestantes aprehendidos por la policía tras los enfrentamientos callejeros del miércoles en La Paz, el ministro dijo que ese asunto corresponde al Ministerio Público.

 

 

Varios manifestantes potosinos, detenidos en dependencias de la fuerza anti-crimen de La Paz, el jueves (Fides/AP)
Varios manifestantes potosinos, detenidos en dependencias de la fuerza anti-crimen de La Paz, el jueves (Fides/AP)

 

EN LA JUSTICIA

El conflicto transcurrió el jueves sin diálogo ni enfrentamientos, con la atención centrada en los 51 manifestantes detenido.

COMCIPO dijo que envió en la tarde una carta al Gobierno pidiendo la libertad de todos los manifestantes detenidos en los enfrentamientos del miércoles y garantías para los dirigentes de la protesta.

El Ministerio Público dijo que presentaría cargos sólo contra cuatro de los 51 detenidos, acusándolos de atentados contra bienes públicos y contra funcionarios.

Para los demás detenidos, los fiscales dispusieron la libertad, aunque todavía a disposición de los investigadores.

El fiscal Marcelo Rollano dijo que, en una audiencia prevista para este viernes, pedirá la detención preventiva de los cuatro imputados, con el argumento de que hay indicios de su culpabilidad en el uso de dinamita para forzar el ingreso al Viceministerio de Régimen Interior.

No queremos ningún potosino preso. Exigimos la libertad de todos los detenidos”, dijo el presidente de COMCIPO, Jhonny Llalli.

Los enfrentamientos ocurrieron el miércoles después de una ruptura del diálogo a causa de discrepancias sobre la participación del presidente Evo Morales en la parte final del diálogo.

Entretanto, en la ciudad de Potosí, se completaron 17 días de paro y bloqueo con una cada vez más grave escasez de alimentos y medicinas.

El rector de la Universidad Tomás Frías de Potosí se puso a la cabeza de un piquete masivo de huelga de hambre en predios de la casa de estudios.

Al mismo tiempo, campesinos del norte de Potosí que son contrarios a COMCIPO anunciaron un cerco a la ciudad de Potosí en 48 horas si el conflicto persiste.

En el frente gubernamental, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, comparó el discurso de COMCIPO con los discursos autonomistas de la década pasada.

LA PAZ / Fides

Comments are closed.