Carlos Chávez desciende enmanillado del avión que lo llevó a Santa Cruz. (El Día)
Carlos Chávez desciende enmanillado del avión que lo llevó a Santa Cruz. (El Día)

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, llegó enmanillado en la noche del miércoles a Santa Cruz y fue trasladado de inmediato a la cárcel de alta seguridad de Palmasola, donde deberá cumplir detención preventiva en espera de juicio por presunta corrupción.

El dirigente se convirtió así en el primer presidente de una asociación nacional de fútbol que termina encarcelado para ser enjuiciado por corrupción, desde que el 27 de mayo estallara el escándalo mundial de sobornos millonarios en la FIFA.

Horas antes que Chávez, arribó a Santa Cruz el secretario ejecutivo de la FBF, Alberto Lozada, quien está procesado en el mismo caso y fue puesto en arresto domiciliario.

El avión que trasladó a Chávez a Santa Cruz, en un vuelo con escala iniciado en Sucre,  aterrizó a las 19:00 en el aeropuerto internacional de Viru Viru.

El jefe del fútbol boliviano, y a la vez tesorero de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), llegó escoltado por dos policías, quienes lo introdujeron en una patrulla policial para llevarlo a Palmasola.

La detención de Chávez fue ordenada el martes por el juez quinto de instrucción en lo penal de Sucre, Roberto Valdivieso,  quien consideró probadas en primera instancia la acusación del Ministerio Público que tipificó los delitos de organización criminal, legitimación de ganancias ilícitas, uso indebido de influencias, beneficios en razón de cargo, delitos tributarios y estafa con agravante de víctimas múltiples.

Otro dirigente de la FBF, Pedro Zambrano, anunció que prevé presentarse este jueves ante la justicia en Sucre por los mismos cargos de corrupción.

Chávez dijo que apelará su detención en el plazo legal de 72 horas. El martes, tras la resolución judicial de su encarcelamiento, insistió en su inocencia y en que la acusación del Ministerio Público “está tirada de los cabellos” y viola sus derechos constitucionales.

El dirigente está procesado por supuestas irregularidades en la organización de un partido amistoso de fútbol Bolivia-Brasil, que se jugó el 6 de abril de 2013 en Santa Cruz.

Según la denuncia, ese partido fue promocionado como de beneficencia en favor de la familia del joven Kevin Beltrán, muerto en un partido de Copa Libertadores en Oruro, pero esa familia nunca recibió pago alguno de la FBF. La familia confirmó que no recibió “ni un centavo” de los dirigentes del fútbol.

La familia de Chávez pidió no “satanizar” al dirigente, asegurando en cambio que confiaba en que se demostrará su inocencia.

SANTA CRUZ / Eric Dávila-Fides

Tu comentario

Comments are closed.