Policías resguardan la Plaza Murillo de La Paz, el lunes, mientras se espera diálogo COMCIPO-Gobierno. (ABI)
Policías resguardan la Plaza Murillo de La Paz, el lunes, mientras se espera diálogo COMCIPO-Gobierno. (ABI)

La asamblea de la delegación del Comité Cívico Potosinista (COMCIPO) en La Paz decidió en la tarde de este lunes aceptar una mediación de la Iglesia Católica y el Defensor del Pueblo para resolver su largo conflicto con el Gobierno, pero ratificó la decisión de dialogar sólo con el presidente Evo Morales, no con sus ministros.

El Gobierno, por su parte, había anunciado el domingo que aceptaba la mediación de los obispos católicos y del Defensor del Pueblo, Rolando Villena.

La asamblea de COMCIPO en el coliseo universitario de La Paz ratificó la resolución aprobada horas antes por una asamblea ampliada del mismo organismo en Potosí.

La decisión de COMCIPO de ir a un diálogo inmediato con Morales y bajo mediación fue comunicada a la prensa por el líder de esa organización, Jhonny Lllalli, al término de una reunión a puertas cerradas de los dirigentes de la huelga potosina y de representantes de varios sectores que llegaron este lunes a La Paz para sumarse a las movilizaciones, entre ellos más de un millar de cooperativistas mineros.

“Pedimos que la Iglesia Católica y el Defensor convoquen a un diálogo inmediato, nosotros aceptamos su mediación. No queremos que se diga que nosotros somos el obstáculo”, dijo Llalli a reporteros. Afirmó que se mantenía la exigencia potosina de dialogar sólo con el presidente Evo Morales, porque los movilizados “no pueden confiar más en los ministros”.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, había acusado horas antes a Llalli de ser el mayor opositor al diálogo, contradiciendo inclusive una decisión de una asamblea de los movilizados realizada el domingo.

El anuncio de la apertura de COMCIPO a una mediación surgió horas después de que los cooperativistas mineros protagonizaran una ruidosa manifestación, con explosiones de petardos y “cachorros” de dinamita, que conmocionó y paralizó el tránsito vehicular en el centro de La Paz, al mediodía.

Los cívicos potosinos, que protestan en La Paz y a la vez mantienen una huelga de dos semanas en la ciudad de Potosí, piden atención a un pliego petitorio de proyectos de desarrollo regional, que el Gobierno considera resuelto en un 95 por ciento.

“Sólo queremos que el presidente nos reciba para explicarles nuestro movimiento. Esto no es un capricho”, insistió Llalli.

LA PAZ / Fides

Comments are closed.