Ciudadanos griegos hacen cola ante cajeros automáticos para recoger unos euros. (Euronews)
Ciudadanos griegos hacen cola ante cajeros automáticos para recoger unos euros. (Euronews)

Los bancos griegos reabrirán sus puertas el lunes con algunos alivios menores a los límites en los retiros de dinero, pero las prohibiciones a las transferencias internacionales y los controles de capitales permanecerán vigentes, según un decreto gubernamental publicado este sábado.

La decisión sigue a los anuncios del Banco Central Europeo que dijo recientemente que liberará fondos de emergencia que el sector bancario griego necesita urgentemente para mantenerse a flote, después de que Atenas acordó una serie de reformas necesarias para negociar un nuevo rescate.

El límite de 60 euros por día a los retiros que se estableció cuando los bancos cerraron el 29 de junio será ajustado para permitir un tope de 420 euros por semana.

Los tenedores de tarjetas de bancos griegos podrán utilizarlas para hacer pagos sólo dentro del país. Sin embargo, las prohibiciones a los movimientos de dinero fuera de Grecia seguirán vigentes junto con una restricción para abrir nuevas cuentas.

Juraron los nuevos ministros

Los nuevos ministros del gobierno griego prestaron juramento este sábado después de que Alexis Tsipras apartara a los que se opusieron a las reformas exigidas por los acreedores, en plena carrera de obstáculos para evitar una salida de la zona euro.

Entre los salientes están el ministro de Energía Panagiotis Lafazanis y los viceministros de Trabajo y Defensa. Además tuvo que remplazar a la viceministra de Finanzas, Nadia Valavanis, que había dimitido.

Con esta decisión, el primer ministro, Alexis Tsipras, en el poder desde hace apenas seis meses, quiso imponer su autoridad, tras una votación en la que varios tenores de su partido, Syriza, rechazaron las reformas exigidas por los acreedores para el tercer rescate.

Sin embargo, según varios analistas, esta remodelación superficial no bastará para evitar que se celebren elecciones legislativas anticipadas, posiblemente este otoño (boreal).

El jefe del gobierno de izquierda radical confirmó en su cargo al ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, muy apreciado entre sus homólogos de la zona euro. Tsakalotos remplazó a Yanis Varoufakis, quien dimitió de su cargo a principios de julio y se ha convertido ahora en el portavoz de los rebeldes.

Varoufakis declaró el sábado a la BBC que el nuevo plan de rescate financiero para Grecia, que aún no está terminado, era «ya un fracaso».

La disposición del primer ministro de distanciarse del ala más radical de su partido y el voto positivo del parlamento griego han contribuido a restaurar una calma, aunque precaria, con los socios europeos y los acreedores, pero sin garantía de una supervivencia financiera a largo plazo.

ATENAS (Infobae)

Comments are closed.