Un policía asegura una puerta de ingreso al Correo, en La Paz, tras el anuncio de intervención. (APG)
Un policía asegura una puerta de ingreso al Correo, en La Paz, tras el anuncio de intervención. (APG)

La Empresa de Correos de Bolivia (Ecobol) fue intervenida el viernes por la Autoridad  de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes  (ATT), para enfrentar la progresiva iliquidez que ha puesto al servicio postal al borde de una quiebra definitiva.

Tanto Ecobol como la ATT dependen del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda.

La intervención parecía confirmar el fracaso de un plan de socorro financiero aprobado en meses pasados por el Gobierno, mediante el cual Ecobol cedió al Ministerio de Economía todos sus inmuebles a cambio de recursos para seguir operando y se sometía a un proceso de reestructuración.

Según un comunicado institucional, la intervención durará 90 días, prorrogables por otro período similar, y fue decidida tras detectarse en Ecobol una iliquidez sin solución.

El interventor es Juan Cayoja Cortez, quien garantizó la estabilidad laboral aunque anunció una evaluación del personal y de los gastos de la entidad que tras varios recortes de personal tiene unos 500 empleados, la mitad de ellos en La Paz.

Luis Paz Soldán fue destituido de la gerencia general de Ecobol.

“El proceso (de intervención) tardará tres meses, de acuerdo al decreto. Es un manejo integral en términos operativos,  técnicos y administrativos financieros”, dijo Cayoja.

Según informes oficiales, Ecobol registró entre 2000 y  2012 pérdidas que sumaron  180 millones de bolivianos, comprometiendo su patrimonio y acumulando deudas con el sistema de pensiones.

Las deudas de Ecobol superan los 200 millones de bolivianos, frente a una recaudación anual de aproximadamente 50 millones, según cifras reveladas por los trabajadores, que anunciaron un ampliado sindical la próxima semana, con objeto de tomar medidas ante la intervención.

LA PAZ / Fides

Comments are closed.