Reunión en la Vicepresidencia con sectores de Potosí.ABI
Reunión en la Vicepresidencia con sectores de Potosí.ABI

El diálogo entre el Gobierno y los representantes de Potosí comenzó sin la presencia de los delegados  del Comité  Cívico Potosinista (Comcipo) desde las 09.00 en el edificio de la Vicepresidencia.

El primero en dirigirse a los  representantes potosinos (alcaldes y representantes de movimientos sociales) fue el presidente en ejercicio, Alvaro García Linera, quién lamentó el rechazo de Comcipo a reunirse con él  y sostuvo que los representantes cívicos  esconden algo por  eso no asisten.

“Deberían estar aquí, pero si no están debe ser porque algo esconden”, afirmó el Vicepresidente.

En el resto de su  participación, García Linera,  calificó como falsas las declaraciones de los dirigentes cívicos que afirman que el Gobierno no quiere dialogar  y agradeció la presencia de los alcaldes  que participan en la reunión.

Al finalizar su parlamento el Vicepresidente dijo “me siento triste, porque los hermanos no quieren dialogar y mienten”.

El gobernador de Potosí, Juan Carlos Sejas, indicó que Comcipo es un movimiento urbano y que solo influye en la capital de departamento y no así en las provincias, y con este argumentó dijo que los auténticos representantes de los potosinos son los alcaldes presentes en la reunión.

Después sostuvo que una gran parte de los proyectos presentados por la Gobernación potosina necesitan del apoyo del Gobierno para ser desarrollados, después citó a varios una serie de obras que están solo en planes, pero esperan ser concretados con el respaldo del presidente Evo Morales.

Sejas citó varios proyectos que también están en el pliego de Comcipo y  pidió  coordinación para que sean concretados.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, dio una relación de las negociaciones con Comcipo y como el trabajo de comisiones con los cívicos y que la acción de declarar una paro indefinido y la marcha a La Paz fue apresurada y “amparada en una mentira del presidente de los cívicos”.

Al concluir su participación Quintana afirmó que del pliego de los cívicos potosinos solo 12 corresponden al ámbito nacional y el resto son temas municipales y por este motivo el presidente Evo Morales delegó la solución de los pedidos a los ministros.

En una segunda intervención García Linera, realizó un esbozo histórico y reiteró que “me duele el corazón” y que  “no volveré a hablar con Comcipo” y nuevamente leyó la información sobre inversión en Potosí y las veces que funcionarios gubernamentales.

Las tres participaciones atacaron a Comcipo y coincidieron en calificarlos de “mentirosos” y “enemigos del diálogo”.