El viceministro de Defensa Social, Felipe Caceres.APG
El viceministro de Defensa Social, Felipe Caceres.APG

El Gobierno anunció que reforzara su control migratorio en las fronteras después de recibir  una alerta de la Procuraduría General de México  que solicitó ayuda para capturar al fugado  Joaquín “El Chapo” Guzmán.

«Estamos tomando previsiones y adoptando medidas de seguridad en las fronteras para evitar que pueda entrar al país» el narcotraficante fugitivo, dijo el miércoles en rueda de prensa el viceministro de Defensa Social Felipe Cáceres.

Las autoridades mexicanas solicitaron cooperación mediante la cancillería de Bolivia.

Cáceres realizó las declaraciones, después de la firma de cooperación contra el narcotráfico entre Bolivia y Colombia que incluye el permanente intercambio de información entre las policías de los dos países.

La Procuraduría  mexicana alertaro a varios países para que cooperen en la búsqueda y recaptura del capo del cártel de Sinaloa, quien huyó de una prisión mexicana el sábado.

“El Chapo” no es ajeno a Bolivia. El ex jefe de la policía antidrogas boliviano general Óscar Nina fue detenido en marzo junto a su hijo, también oficial de la policía, bajo la sospecha de dar protección a uno de los hijos del mexicano en 2011.

«Hay reportes de inteligencia de la policía sobre la presencia del hijo de El Chapo Guzmán en Bolivia, pero esos rumores nunca se confirmaron y tampoco se logró detenerlo», dijo Cáceres el miércoles.

En sus declaraciones al Ministerio Público  Nina rechazó la supuesta relación  con el hijo del prófugo mexicano,  pero el ex policía  sigue detenido  en el penal de Palmasola (Santa Cruz) acusado de  enriquecimiento ilícito.

Cáceres negó la presencia de carteles mexicanos o colombianos de narcotraficantes en Bolivia, y reitero que solo llegan emisarios  de estos.

Tu comentario

Comments are closed.