El Papa se encontró en Santa Cruz con movimientos sociales de todo el mundo.
El Papa se encontró en Santa Cruz con movimientos sociales de todo el mundo.

El Papa Francisco defendió el jueves el cambio de estructuras, en pos de justicia, y pidió perdón por los abusos y los crímenes cometidos durante la llamada conquista de América, o colonización.

El Sumo Pontífice hizo sus comentarios durante su participación en el encuentro mundial de movimientos sociales convocado por la Iglesia en Santa Cruz, en el segundo día de su visita pastoral a Bolivia.

Francisco hizo su reflexión sobre el cambio indicando: “Digámoslo sin miedo: necesitamos y queremos un cambio. Ustedes –en sus cartas y en nuestros encuentros– me han relatado las múltiples exclusiones e injusticias que sufren en cada actividad laboral, en cada barrio, en cada territorio”.

Agregó: “Si es así, insisto, digámoslo sin miedo: queremos un cambio, un cambio real, un cambio de estructuras. Este sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan las comunidades, no lo aguantan los Pueblos… Y tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana Madre Tierra como decía San Francisco”.

El Príncipe de la Iglesia se dirigió a un auditorio de más de 2.000 invitados que llegaron a Santa Cruz convocados por la Pastoral de Justicia y Paz del Vaticano.

Al referirse al papel de la Iglesia en la Colonia dijo de manera enfática que  se opone a todo tipo de colonialismo, esta aseveración fue el preámbulo para que reitere las disculpas del Vaticano sobre el papel que jugó en la conquista de América.

“Y quiero decirles, quiero ser muy claro, como lo fue san Juan Pablo II: pido humildemente perdón, no sólo por las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América”, indicó Francisco.

Así mismo sostuvo “pido a todos, creyentes y no creyentes, que se acuerden de tantos Obispos, sacerdotes y laicos que predicaron y predican la buena noticia de Jesús con coraje y mansedumbre, respeto y en paz; que en su paso por esta vida dejaron conmovedoras obras de promoción humana y de amor, muchas veces junto a los pueblos indígenas o acompañando a los propios movimientos populares incluso hasta el martirio”.

Para el Obispo de Roma lo que ocurre en el medio oriente con la persecución a los cristianos por parte de los grupos radicales islámicos hace recordar la barbarie de la conquista  de América.

“Hoy vemos con espanto como en Medio Oriente y otros lugares del mundo se persigue, se tortura, se asesina a muchos hermanos nuestros por su fe en Jesús. Eso también debemos denunciarlo: dentro de esta tercera guerra mundial en cuotas que vivimos, hay una especie de genocidio en marcha que debe cesar”, puntualizó el religioso.

El acto fue inaugurado por el presidente Evo Morales, quien relato los como Bolivia esta cambiando desde que asumió la administración del Estado.

Al finalizar el acto recibió una serie de presentes de parte de diferentes delegaciones que participaron en el encuentro.

Tu comentario

Comments are closed.