El Gobierno inició una ofensiva contra la Iglesia Católica a la que acusa estar apoyando a la derecha y las a plataformas, las cuales solo buscan anular la candidatura de Evo Morales. Los nuevos enfrentamientos son públicos después de las declaraciones del cardenal Toribio Ticona donde se opone a la reelección de Morales.

Evo Morales, en su cuenta de Twitter escribió “Lamentamos cómo hoy unos pocos jerarcas de la Iglesia Católica actúan como en la Inquisición. Algunos, incluso tratan de anularnos políticamente. El cristianismo es solidaridad, fraternidad y complementariedad; no es discriminación ni persecución».

Después en otro tuit redactó: “La Iglesia Católica está al servicio de los pobres. Eso nos enseña con el ejemplo nuestro hermano Papa Francisco. Pero no faltan obispos de la jerarquía católica que se inclinan hacia los poderosos, hacia la derecha y traicionan a Jesús que fue el primer socialista de la historia», manifestó Morales.

Los mensajes de Morales fueron publicados después de que el cardenal, Toribio Ticona, declaró su rechazo a que “uno no más gobierne”.

El domingo el ministro de la Presidenia, Alfredo Rada declaró: «Hago un llamado a algunos jerarcas de la Iglesia Católica -no estoy hablando del Cardenal- que alentaron la confrontación ciudadana desde sus púlpitos, para que no abran las puertas a este tipo de violencia».

Además sostuvo que: “Como hace diez años quieren generar escenarios de conflicto, tal como hicieron en esa época cuando existía la llamada media luna».

La relación Gobierno y la Iglesia Católica son tensas desde que el Movimiento al Socialismo (MAS) determinó postular a Morales pese a perder el referendo para reformar la Constitución en febrero de 2016 y  permitir una nueva reelección del actual Primer Mandatario.

LA PAZ/Fides

Tu comentario