Carlos Chávez ante la comisión de fiscales en Sucre en la mañana del viernes. APG
Carlos Chávez ante la comisión de fiscales en Sucre en la mañana del viernes. APG

Al ingresar a las  oficinas de la Fiscalía General del Estado en Sucre, la mañana del viernes, el titular de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, respondió a las versiones que exigen su renuncia al cargo y a las críticas sobre los malos resultados a nivel deportivo y administrativo durante su gestión.

“La Asociación Nacional de Fútbol no pidió tal cosa, ni la mitad de los clubes de la Liga. Se envió una carta de manera manipulada”, respondió Chávez, quien llegó a Sucre con un día de anticipación para brindar su declaración ante la Comisión de Fiscales este viernes.

Días atrás la Liga envió una carta a la Federación pidiendo la renuncia de Chávez e incluso se mencionó que la Asociación Nacional de Fútbol está a favor de esta solicitud y que en el Congreso Extraordinario, convocado para el 9 de octubre en Santa Cruz, este tema será discutido, pero de acuerdo a las declaraciones del titular federativo el panorama es diferente.

Como sucedió en otras oportunidades cuando la Federación está rodeada de problemas y los resultados favorables escasean se pide la renuncia de Chávez y éste vuelve a repetir su respuesta. “Nadie se aferra al cargo, pero uno desea aclarar las cosas por su apellido. Estamos acá para afrontar de manera voluntaria cualquier acusación”, dijo el dirigente cruceño.

El presidente interino de la Liga, Marco Ortega, explicó que en el Congreso del 9 de octubre se pedirá el cambio de presidente de la Federación, pero Chávez tiene en mente otro temario y el debate sobre su permanencia en el cargo pierde fuerza.

“Llamé al Congreso del 9 de octubre, ese día hay que hablar de fútbol y de la realidad del país y ante cualquier persona, sea Chávez, Ortega o Wálter Zuleta (tesorero de la Federación), sobre todos nosotros está en bien común y si uno tiene que dar un paso al costado por el bien del fútbol lo haremos”, declaró el mandamás del fútbol en Bolivia.

El rendimiento el seleccionado boliviano en la Copa América, no sólo en esta reciente versión y de la misma manera en las clasificatorias mundialistas, desde que Chávez asumió la presidencia en 2006 fue puesto a discusión.

“Las circunstancias eran diferentes en 1993 (sobre la clasificación al Mundial) hubo cuatro meses de paro para la preparación, había buenos jugadores y en 1997 (subcampeonato de la Copa América) se jugó en el país, se ganó en la altura. Ahora pasamos a cuartos de final jugando fuera del país y pudimos ir a la semifinal”, comentó Chávez.

Tu comentario

Comments are closed.